Elige tu idioma
Choose your language
Choisissez votre langue

INICIO

O.N.G. Meena Ghale
Que somos
- Datos
- Sumario
- Artículos de prensa
- Plano de situación
- Otros

Apadrinamientos educacionales
- Lista de apadrinados
- Formulario de participación
- Otros
Comunity Health Center
- Lista de fundadores - año 2011
- Formulario de donación
- Otros

Comunity Nursery
- Acuerdo O.N.G./ABINASH - año 2012
- Formulario de donación
- Otros

RETRATOS DEL NEPAL
Índice de libretos
- Libro I
Historia de una adopción
- Libro II
Nuestros parientes los Tamangs
- Libro III
Las Fuentes de Bunghre Kola

- Libro IV
Asociación Meena-Ghale
Fotos
Otros

VIAJES
Trekking en Nepal
Prólogo
Objetivos
Itinerarios
Otros

CONTÁCTANOS

VÍDEOS YOUTUBE

 

ÍNDICE DE LIBRETOS

LIBRO III
LAS FUENTES DE BUNGHRE KOLA

Los miembros de nuestra asociación podrán recibir los libretos en PDF solicitándolos a malagaennepal@gmail.com

Prólogo

LIBRO TERCERO

El Trekking en Nepal:

Nepal dejó de ser hace tiempo el lugar de peregrinación de nuestros Hipies de los 60´s. Los nuevos “viajeros” buscan ahora la belleza de sus monumentos y el deseo de disfrutar de una naturaleza virgen, desgraciadamente desaparecida en nuestros países.

El “Trekking”, mitad deporte y mitad aventura no es una competición ni una peligrosa escalada que exija una determinada edad o condición física.

Es la manera misma de desplazarse de sus habitantes, en un país donde escasean las carreteras y hasta los caminos peatonales. Cruza montañas, ríos, collados, pueblos, puentes colgantes, donde la distancia y el esfuerzo lo fija uno mismo. La mayoría de las veces, a esta “marcha” se le suele poner una meta, aunque su finalidad principal sea el disfrute del camino mismo. Suele coincidir en general con una de las bases de las cumbres más importantes del País, ya sea el  Everest en el distrito de Kumbu, ya sean los Annapurnas, en la región de Pokhara, ya sea el Trekking de aproximación al Lantang Lirung, en el Valle del Lantang, cerca de nuestro pueblo.

Son trekkings organizados de una duración aproximada de 12 días, con guía, cocinero, portadores, tiendas de acampada, que le permitirán disfrutar del paisaje y de la fotografía sin la preocupación del equipaje,  del alojamiento y de la comida.

Suelen repartirse en jornadas de 5 a 6 horas de marcha, que se inician a la seis de la mañana hasta las  cuatro de la tarde, alcanzando una altura  de unos 4. 000 a 5.000 m. Otros de menor duración, cercanos a los centros urbanos mas importantes, que les permitirán visitar los pueblos de los alrededores y alojarse en pequeños “Lodges” del camino, donde podrán dormir y comer. En este caso, y si no les asusta el peso de las mochilas, podrán evitar la contratación de portadores, aunque no la de un guía, imprescindible en Nepal. Es una experiencia única para los amantes de conocer más a fondo el país y sus gentes.

 

Las Fuentes del Bunghre Khola:

Mis primeras “Marchas” se habían limitado a los alrededores del “Valle”, en compañía de mi hijo y ayudados por jóvenes del pueblo. No pasábamos más de dos noches fuera  y siempre alojados en casas de nuestros amigos los Tamangs. Ya, en el 2001, mi hijo y yo nos aventuramos en dos Trekkings de nivel medio. El primero, de aproximación al llamado “Anfiteatro de los Annapurnas”, en la región de Pokhara, y el segundo, el del “Valle del Lantang”, cercano a nuestro Valle. De una duración de cuatro días, alojados en “Lodges” y con la sola compañía de nuestros guías, no sobrepasamos los 3.200 m.

Con estos antecedentes, cayo en mis manos el libro “Nepal Himalaya Trekking”, de Masayuki Nakamura, que describía, entre otros, la aventura de un equipo Japonés a la base del Ganesh Himal, “The Source of the  Bunghre Khola”.

Enseguida lo comente con mi hijo, por lo inusual del itinerario, fuera de los circuitos turísticos conocidos y sobre todo porque nos descubría toda la zona norte del Valle hasta la misma frontera con el Tibet. La dificultad consistía en la duración del trayecto, siete días, en acampada libre y alcanzando una altura cercana a los 5.000m.

Estábamos tan ilusionados con esta experiencia que, no solo decidimos aventurarnos en este viaje, sino que además, y una vez consultada y estudiada la zona con el tío Milan, decidimos añadir nuestro “granito de arena” a esta aventura ; No  volver por el mismo camino, sino  intentar  cruzar a la zona del “Paldor”, con la sola garantía de la palabra de uno de los portadores que aseguraba haber cruzado el collado del Paldor con su ganado, años atrás, hasta llegar al pueblo de Somdang, cabecera del camino que nos devolvería a Gholjung. Eso si, sin precisar altura, tiempo de recorrido y dificultad.

                                  

                                                                                                          NAMASTE

                                                                                                          A.M.castillo/2004

 

Fotos

 

 

© www.malagaennepal.com